28 ago. 2010

Hermann Lang

El 6 de abril de 1909 nació en Stuttgart (Alemania) y era el más joven de 4 hermanos.
A los 14 años se ve obligado a buscar empleo debido a la muerte de su padre y empieza a trabajar como mecánico de motocicletas. Con el dinero que consigue ahorrar compra una vieja motocicleta y trabaja en ella para hacerla poder competir en carreras de forma amateur. En la primera carrera en la que participa consigue la victoria y decide introducirse en el campeonato de motocicletas con sidecar, consiguiendo en 1931 el título de campeón alemán de carreras de montaña.

Las dificultades económicas, la crisis de 1932, hacen que Lang se quede sin empleo durante una corta temporada, tras la cual es contratado como mecánico en la factoría de Mercedes. Poco después pasaría al departamento de carreras de la marca, donde se desarrollarían las Flechas Plateadas.


En 1934, Mercedes retorna a la competición y Hermann Lang forma parte del equipo de mecánicos de Luigi Fagioli, que había dejado Alfa Romeo para llevar a Mercedes a lo más alto. Rápidamente se convierte en el jefe de mecánicos de Fagioli.
Jakob Krauss, ingeniero responsable del trabajo en el chasis, sabe que Lang había competido exitosamente sobre 2 y 3 ruedas y habla con sus superiores. Alfred Neubauer llama a Hermann a su despacho y le ofrece hacer unas pruebas como piloto. Todos terminan satisfechos. Hermann Lang se convierte en piloto reserva del equipo, mientras continúa con su trabajo como jefe de mecánicos de Fagioli.

En 1935 le dan la oportunidad de participar en algunas carreras, consiguiendo la quinta posición en su primera participación en un Grand Prix, el Eifelrennen. Aprovecha las oportunidades que le dan para ir aprendiendo.
Durante este año, los pilotos titulares del equipo son Caracciola y von Brauchitsch. Ninguno de los dos ve con buenos ojos la presencia en la retaguardia del aprendiz de piloto, llegando a tener que intervenir el capo Neubauer para garantizar el buen ambiente en el equipo.

En la temporada siguiente, Hermann Lang sigue teniendo la oportunidad de pulir su pilotaje mientras los pilotos titulares del equipo le miran de reojo. Mientras su popularidad aumenta entre los mecánicos del campeonato, los pilotos sólo ven a un mecánico entrometido.
En una de las carreras en las que participa como piloto el Dr. Porsche se fija en él y le ofrece un contrato con Auto Union, pero rechaza la oferta anteponiendo la lealtad a Mercedes a sus propios intereses.
Este gesto no pasa desapercibido en Mercedes y le ofrecen un nuevo contrato.
En 1937, junto con el inglés Dick Seaman, será piloto titular del equipo junior de Mercedes. Mientras tanto Caracciola y von Brauchitsch siguen siendo las principales estrellas. Las dos estructuras totalmente separadas.
La temporada comienza en Tripoli, donde Lang, por sorpresa, consigue su primera victoria en un Grand Prix, aventajando en 10 segundos al Auto Union de Bernd Rosemeyer.
Para la carrera del AVUS, el equipo había preparado unos chasis especiales que cubrían hasta las ruedas (los llamados “streamline”). Pero Lang, en una de las sesiones de entrenamiento, cuando va a 400 km/h nota como la parte delantera del auto se eleva. Tiene que reducir la marcha lentamente, con las ruedas delanteras rectas y en el aire, hasta que consigue que la parte delantera tome tierra. Una vez en los boxes convence al equipo de que aquel chasis hay que retirarlo para la carrera. El equipo le hace caso y consigue la victoria.
En Brno tiene el más importante de los accidentes de su carrera, del cual sale afortunadamente con unos pocos cortes y arañazos, pero dos personas del público no tienen tanta suerte.


El trabajo bien hecho, tanto por su parte como de su equipo, hacen que en la temporada de 1938 también consiga una cuantas victorias, entre las que destacan el segundo triunfo consecutivo en Trípoli y la Coppa Ciano.
Lang era plenamente competitivo en seco, pero su punto débil era el asfalto húmedo. Neubauer, consciente de este hecho, le prepara unas sesiones prácticas bajo su control, para que gane en confianza si se encuentra esas condiciones en un gran premio.
La de 1939 es la temporada más exitosa de Hermann Lang. Consigue la victoria en el GP de Bélgica, en el GP de Pau en Francia, en el GP de Suiza y la tercera victoria consecutiva en el GP de Trípoli. El título de campeón alemán de escalada va a parar a sus manos. Pero esta trayectoria ascendente se corta debido al inicio de la Segunda Guerra Mundial.


En 1946 vuelve a competir, sin equipo, con un BMW, consiguiendo la victoria en la primera carrera de la posguerra en Alemania. Tuvo lugar en Ruhenstein, en la zona controlada por las fuerzas francesas.
3 años más tarde tomó parte en varias carreras del campeonato de Formula 2.

En 1951 se une al equipo que Mercedes ha preparado para participar en varias carreras por América del Sur. Acaba segundo en la Copa Perón y tercero en la Copa Eva Perón.
Con 43 años consigue la victoria en las 24 horas de Le Mans, formando equipo con Fritz Riess. También se hace con el triunfo en Nürburgring, en la clase sport y termina segundo en la Carrera Panamericana.
También en 1952 publica su autobiografía, titulada “Grand Prix Driver”, con prólogo de Alfred Neubauer.


En 1953 tiene la oportunidad de pilotar un MaseratiGP de Suiza.
Al año siguiente, Mercedes decide volver a la competición con su W196, mezcla de tradición y modernidad. Como pilotos deciden contar con Juan Manuel Fangio, Hermann Lang y Karl Kling.
Lang, con 45 años, no obtiene los resultados deseados y ve como en varias carreras es sustituido por uno de los pilotos “junior”, por lo cual decide poner fin a su carrera. El marco elegido es el GP de Alemania de 1954 que tuvo lugar en el circuito de Nürburgring y en el que, transcurridas diez vueltas, tiene que abandonar. Su tiempo como piloto de carreras acaba 20 años después de su debut.
La factoría de Mercedes en Stuttgart es su destino, en el que sus conocimientos son bien recibidos.


Muere el 19 de octubre de 1987 en la tranquilidad de su casa de Stuttgart.

No hay comentarios: