17 ene. 2011

Enzo Ferrari

El 18 de febrero de 1898 nació en Módena Enzo Anselmo Ferrari. Su padre, Alfredo Ferrari, tenía una empresa de estructuras metálicas y deseaba que sus dos hijos, Enzo y Alfredo Jr., se ocuparan de ella en el futuro.
Pero, cuando contaba Enzo con 10 años, su padre los lleva a Bolonia a ver una carrera de autos y allí ven a Vincezo Lancia luchar con Felice Nazarro por la victoria. Enzo empieza a tener claro que no continuaría el negocio de su padre.
La educación de Enzo podría decirse que fue bastante limitada, pero es que lo que le importaba de verdad eran las carreras.

En 1916 mueren su padre y su hermano y poco tiempo más tarde la empresa familiar quiebra.
Estalla la Primera Guerra Mundial y es llamado a filas, sirviendo en la 3ª División de Artilleria Alpina del ejército italiano, ocupándose de herrar las mulas que transportaban el material.
En 1918 está a punto de morir a causa de la epidemia de gripe que azotaba al mundo por entonces, pero logra superar la enfermedad y su servicio al ejército termina.

Ya en 1919 entra a trabajar para la CMN (Costruzioni Meccaniche Nazionali) en Milán, que se dedica a transformar los cuerpos de camiones utilizados en pequeños utilitarios. La CMN tiene un equipo de carreras y Enzo aprovecha la ocasión. Ese mismo año consigue la 9ª posición en la Targa Florio.

En 1920, gracias a la ayuda de su amigo Ugo Sivocci, consigue empleo en Alfa Romeo, y para su participación de ese año en la Targa Florio consigue un auto de esa marca con el que logra la 2ª posición.



Tres años más tarde se produciría un hecho importante en la historia de Enzo y de Ferrari.
Habiendo ganado la carrera local de Ravenna, el padre del legendario as del aire del ejército italiano Francesco Baracca, emocionado por la entrega y el coraje mostrado por Enzo le hace entrega del “Cavallino Rampante” que adornaba el fuselaje del avión de su hijo.

Ese año Enzo Ferrari contrae matrimonio con Laura Dominica Garello.

En 1924 consiguió su victoria más importante, al adjudicarse la Coppa Acerbo. Este éxito hace que los responsables de Alfa Romeo le ofrezcan la posibilidad de competir en carreras más importantes, convirtiéndose en uno de los pilotos principales del equipo. Su objetivo era el Grand Prix de Francia, que por aquel entonces era la carrera más importante, pero por razones que no están nada claras sufre una crisis de confianza y no vuelve a participar en ninguna competición hasta 1927, cuando recibe el título de “Commendatore”.
Ya es demasiado tarde para su carrera deportiva. Compite a nivel local y regional, pequeños eventos, y se centra en su familia y en el concesionario de Alfa Romeo que poseía en Módena.



En 1929 crea la Scuderia Ferrari, con el patrocinio de los hermanos Caniano, Augusto y Alfredo. Ferrari se ocupa de la estructura deportiva de Alfa Romeo, que había abandonado de forma oficial las carreras de autos, y de suministrar asistencia (técnica y administrativa) a sus clientes en las carreras. También firma colaboraciones con Bosch, Pirelli y Shell.
En su primer año podría haber tenido en sus filas hasta a 50 pilotos distintos, ya sea a tiempo completo o parcial. Compitieron en 22 eventos, logrando 8 victorias y bastantes buenas clasificaciones. Entre estos pilotos estaban Giuseppe Campari y Tazio Nuvolari. Y ninguno de ellos cobró un salario, lo único que percibían era un porcentaje de los premios, ya que sólo se tenían que preocupar de pilotar, mientras que la Scuderia hacía el resto (permisos, inscripciones, tasas, transporte de material, etc.).

En 1932 nace Alfredo Ferrari, conocido por Dino, hijo de Enzo y Laura, al que se le diagnostica una distrofia muscular.

Un año más tarde la Scuderia está en peligro, debido a la intención de Alfa Romeo de retirarse completamente de las carreras. Pirelli presiona a Alfa Romeo y consigue la cesión a Enzo de 6 Alfa P3 y los servicios del ingeniero Luigi Bazzi y del piloto probador Attilio Marinoni. Así la Scuderia se convierte extraoficialmente en el departamento de competición de Alfa Romeo.

En 1937, Alfa Romeo intenta hacerse con las operaciones de la Scuderia, pero Enzo no está nada de acuerdo y decide romper el contrato con la factoria madre. Entonces crea la Auto-Avio Costruzioni y para la Mille Miglia de 1940 consigue construir 2 autos, los primero “Ferrari” de la historia, que serían pilotados por Alberto Ascari y Lothario Rangoni.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la empresa se ve obligada a colaborar con los fascistas en la fabricación de maquinaria de guerra. Es bombardeada y es reconstruida en Maranello.
En 1945 Enzo tiene un segundo hijo, Piero, fruto de su relación extramatrimonial con Lina Lardi.
En 1947, una vez concluido el conflicto, Enzo funda Ferrari S.p.A (la que conocemos actualmente) y empieza a comercializar vehículos de calle con su apellido.

El Campeonato del Mundo de Formula 1 nace en 1950 y Ferrari está presente (el único que ha estado en todas las ediciones hasta el momento). La primera victoria no llegaría hasta el año siguiente y el primer campeonato hasta la temporada 1952-1953.

En 1956 muere su hijo “Dino”.

En 1969, debido a problemas financieros, tiene que vender parte de la compañía a la familia Agnelli, poseedores de FIAT (en 1988 poseería un 90% de las acciones). Enzo Ferrari seguiría siendo el director de la división deportiva, la Gestione Sportiva, y FIAT se ocuparía de la fabrica de autos de calle y de su comercialización.
Tres años más tarde se construye la pista de Fiorano, en las próximidades de la fábrica de Maranello.


En 1978 muere su esposa Laura Dominica y Enzo se va a vivir, gravemente enfermo del riñón, con su amante Lina, con el hijo de ambos, Piero (que actualmente es el vicepresidente de Ferrari con el 10% de las acciones), y su nieta Antonella.


El 14 de agosto de 1988 muere en Módena a la edad de 90 años, en su cama y rodeado de toda su familia.
Seis años después de su muerte ingresa en el “International Motorsports Hall of Fame”.

2 comentarios:

José Luis dijo...

Buscando información para una entrada histórica en mi blog, me he encontrado con luz verde y gas a fondo: magnífico trabajo de documentación.
Me hago tu seguidor y te linkeo para estar al tanto de tus actualizaciones.
Un saludo,

TM dijo...

Muchas gracias José Luis! Lo siento, pero lo tengo un poco abandonado. Procuraré añadir alguna entrada más de tanto en tanto.
Saludos!