14 abr. 2010

William Grover "W Williams"

William Charles Frederick Grover nació el 16 de junio de 1903 en París, de padre inglés y madre francesa. A los 11 años le envían a vivir con unos parientes a Hertfordshire (Gran Bretaña).
Debido al estallido de la Primera Guerra Mundial, su familia se traslada a Mónaco, donde William comienza a sentir fascinación por la mecánica y los vehículos motorizados, que lo llevan a tomar clases de conducir para conseguir posteriormente la licencia de conducir. Con el dinero que consigue, después de la guerra, se compra una motocicleta (“Indian Motorcycle Manufacturing Company”).

En 1919 vuelven a París y William sigue ejerciendo de chofer, teniendo entre sus clientes al famoso pintor irlandés Sir William Orpen, que llegó a ser el artista oficial de la Conferencia de Paz de París.
Por esta época comienza a participar en carreras de motos, pero ocultándoselo a la familia. Era su secreto y para preservarlo adopta el pseudónimo de W Williams.

Es a partir de 1926 cuando empieza a competir en carreras de autos y para el bautismo de fuego compra un Bugatti, con el que termina en 3ª posición en el Grand Prix de Provence en Miramas. También compite en el Rally de Monte Carlo con un Hispano-Suiza.
El año siguiente su fama se dispara a raíz de una actuación memorable con un Talbot de segunda fila en el GP de Francia, aunque el vencedor de la prueba fuera Robert Benoist con un Delage. La victoria no se le escaparía en 1928, ya al volante de un Bugatti.


En 1929 repetiría victoria en el GP de Francia y conseguiría un hueco en la historia al vencer el GP inaugural de Mónaco con un Bugatti type 35b pintado con el color verde británico distintivo de los autos de las islas –british racing green-, imponiéndose al todopoderoso Mercedes conducido por uno de los mejores pilotos de la historia: Rudolf Caracciola.


En lo personal, William sigue ejerciendo de chofer de Orpen. Éste mantenía una relación con Yvonne Aubicq, que llega a su fin, dejándole a ella una casa en París y el Rolls Royce del que hace William de conductor. Es entonces cuando se inicia una relación más estrecha entre el chofer e Yvonne, que terminaría con su matrimonio en el mes de noviembre.

W Williams no deja el mundo de las carreras y consigue, en 1931, la victoria en el GP de Bélgica y en el GP de La Baule, que ganaría 3 años consecutivos (1931, 1932 y 1933). Por entonces ya trabaja oficialmente para el equipo de la fábrica Bugatti y es amigo de la familia de Ettore.




En la última parte de la década de 1930 su carrera como piloto de carreras entra en línea descendente. Decide mudarse junto Yvonne a un pueblecito cerca de Mónaco. Es entonces cuando Yvonne se da cuenta de la fama que tiene W Williams por aquellas tierras. Cada uno tiene su coche para moverse por los alrededores y a los dos le gusta la velocidad, pero en un momento dado, la policía hace acto de presencia y hace parar a Yvonne, mientras William sigue adelante sin aminorar la velocidad. Ésta detiene el auto y cuando el agente le explica que iba demasiado deprisa, le pregunta que por qué no han parado también al otro auto. El agente le contesta: “Es Williams, no podemos parar a Williams”.

Estalla la Segunda Guerra Mundial y William viaja a Inglaterra para unirse a los Cuerpos de Servicios de la Royal Army (Royal Army Service Corps) ejerciendo de chofer. Debido a su francés fluido es reclutado por el servicio secreto (Special Operations Executive) para trabajar con la Resistencia francesa. Otros pilotos de carreras también deciden ayudar a luchar contra la ocupación nazi: Robert Benoist, Jean-Pierre Wimille y Juan Zanelli.

En Mayo de 1942 es lanzado en paracaídas en las cercanías de París, siendo su objetivo la creación de una red de operaciones, formar células de sabotaje y “comité de bienvenida” para los paracaidistas recién llegados. El éxito de sus acciones hacen que la Gestapo investigue a fondo y en junio de 1943 dan con él, lo detienen y lo envían al campo de concentración de Sachsenhausen. Este campo es conocido por la utilización de los prisioneros en experimentos médicos que, la mayoría de las veces, terminaban con la muerte. Cerca de 100.000 personas perdieron la vida en él.
En la primavera de 1945, con la fuerzas aliadas cerca del campo, los nazis obligan a los prisioneros que aún quedan con vida a marchar hacia otros campos más al oeste, eliminando a los que caían exhaustos.
William Grover muere el 18 de Marzo de 1945.



William Grover Williams fue la fuente de inspiración del videojuego “The Saboteur”.

No hay comentarios: